Suscripción al Newsletter

suscribase a nuestra lista de correo para estar al tanto de nuestras novedades

Inicio | Actividades | Senderismo | Ruta del Arte Rupestre en el Rio Vero II

Ruta del Arte Rupestre en el Rio Vero II

Ruta del Arte Rupestre en el Rio Vero II

Datos de interés

 

NOMBRE DE LA RUTA: 5 El Arte Rupestre en el Rio Vero II
INICIO T LLEGADA: Lecina-Lecina
SITUACION (COMARCA): Sobrarbe
EPOCA Y/O CONDICIONES PAR LAS QUE SE APLICAN LOS VALOES: Todo el año, sin nieve
VALORACION DE DIFICULTADES (M.I.D.E.): M=5; I= 3; D=5; E=3 ; DTE= IV (escalada)
LONGUTUD:8km
DESNIVEL POSITIVO Y NEGATIVO:+/- 450m
CIRCULAR / LINEAL: Circular
BTT: No
CONBINACION DE COCHES ACONSAJADA: No

 

 

 

 

 

Descripción

1- Lecina
2- Rio Vero
3- Barranco Portiacha
4- Abrigos de Mallata
5- Rio Vero ( ermita de San Martin)
6- Escaleretas
7- Abrigos de Bafaluy
8- Lecina

1-En el pequeño pueblo de Lecina, conocido por su milenaria carrasca (encina en aragonés) comienza nuestra ruta. Desde el mismo parking a la entrada del pueblo sale una senda entre muros de piedra que desciende al Rio Vero.
2-Cruzaremos el Rio por el puente y tomaremos a la derecha la senda que asciende por el cortado y sin dejarla bordearemos el barranco de argantin hasta poder cruzarlo. Justo en este punto el sendero comienza a subir, para terminar en una explanada.
3-A la derecha hay un mirador de aves .pero nuestro recorrido continua por una pista que sale al lado de la carretera (señalizado) es la única pista visible desde la explanada.
4-primero en ascenso y luego en falso llano llegaremos al cruce de los abrigos de Mallata. El sendero sale por nuestra derecha. Una vez visitados regresaremos al cruce y continuaremos rectos por una senda que gira a derecha y desciende al Rio Vero.
5-Al llegar al rio tendremos que remontarlo y cruzarlo tres veces para llegar cerca de la Ermita de San Martin. Aquí la senda es visible. Podemos acercarnos a la ermita o bien seguir por la senda que va paralela al rio.
6-Justo antes de llegar al rio un hito a la izquierda nos marca el punto exacto por donde atacar la canal de subida, primero por una placa bastante vertical, Luego la senda se vuelve a intuir, para girar a la izquierda, sube a unas oquedades que se superan por la derecha, vuelve a subir y giramos a la izquierda, una ventana natural con una sirga nos dará la pista buena .Una vez atravesado el ventanal la senda se hace mas evidente dejándonos en lo alto de la loma.
7- A los pocos metros esta senda se junta con otra mucho mas marcada si queremos ir a los abrigos de Bafaluy tomaremos la de la izquierda y si optamos por volver a Lecina .Giraremos a la derecha. Para regresar Bafaluy solo tenemos que volver sobre nuestros pasos y seguir la senda hasta Lecina (señalizado)
 

Historia y cultura


Durante la elaboración y reconocimiento de las rutas me gusta indagar e informarme sobre el territorio. No hay nada mejor para eso que preguntar a los lugareños quienes de muy buen agrado, siempre están dispuestos a contar historias de cunando eran mozos.
Este es el caso de Fernando Arilla un vecino de Betorz. Cuando le comente que había estado visitando las escaleretas de gallinero, entre asombro y nostalgia me comento numerosas anécdotas de su juventud. Las escaleretas picadas en la roca se construyeron como vía de escape ante las repentinas crecidas del rió vero pues en aquellos años toda la cuenca hasta su estrangulamiento de los oscuros eran campos de cultivo y pastoreo y ante la imposibilidad de remontar el rio pa tornar (para volver) a casa, se busco otra alternativa. Alguna que otra vez durmió en los abrigos rocosos, donde siempre respetaron las pinturas rupestres sin saber muy bien de que se trataba. También me comento como una vez con su perro al que bajaba en brazos por unas escaleras de madera se le abalanzo, quedando en equilibrio el, su perro en sus brazos y la escalera, esta vez tubo suerte y la escalera se volvió a apoyar en la roca en vez de caer para atrás. En los abrigos se guardaban las colmenas pues al estar tan expuestos no llegaban los animales a robar la miel.
También me comento como otros vecinos ponían lazos por esta zona, sobre todo para cazar garduñas, pues en aquella época su piel era muy cotizada y los pocos recursos y el hambre de la posguerra hacían agudizar el ingenio.
En la parte cultural de la ruta, los abrigos de mallata y bafaluy de arte esquemático, la ermita rupestre de San Martín de Lecina de origen románico, el mirador del rio Vero desde Portiacha y el conjunto urbano de Lecina con su iglesia originaria del S.XVI y dedicada a San Juan Bautista o sus carrasca milenaria, harán de la ruta un constante descubrimiento de historia, cultura y naturaleza