JOYAS DEL PATRIMONIO DE LA SIERRA DE GUARA

 In blog, Patrimonio

La Sierra de Guara no solo cuenta con bellos y singulares paisajes, sino que los amantes del arte y la cultura tienen en ella un rico y variado patrimonio. Destacan los numerosos elementos declarados Bien de Interés Cultural, como son: el Castillo-Colegiata de Alquézar, la Catedral de Barbastro, la ermita de Nuestra Sra. de Treviño o, el santuario de Santa María de Dulcis. 

Estas y otras muchas son las joyas que conforman el patrimonio artístico de la Sierra de Guara:

Monasterio de Casbas: Llamada la ‘Capilla Sixtina del Alto Aragón’ por la enorme variedad de formas, figuras y colores en su decoración.Entre ellos destaca, sin lugar a dudas, el monasterio cisterciense de Nuestra Señora de Gloria, fundado en el siglo XII. Aquí tenéis el completo programa de visitas para este verano.

Castillo-Colegiata de Alquézar: De origen islámico tras la reconquista, esta fortaleza musulmana se reconvirtió en colegiata cristiana y, en los siglos posteriores, se fueron añadiendo elementos de diversos estilos artísticos.

Puedes visitarla concertando una visita, aquí tienes toda la información.

Colegiata de Santa María de Abiego:  De antigua mezquita y castillo árabe, pasó a iglesia y fortaleza cristiana con la reconquista de 1095. En el siglo XVI la actual construcción dirigida por Joan Torón, vino a sustituir al templo románico. 
La de Abiego es una de las más bellas y armónicas construcciones del gótico rural tardío y la única entre sus contemporáneas en el Somontano de planta en cruz latina.  

El Monumento al Siglo XX, obra de Ulrich Rükriem. Lo encontrarás en el kilómetro 8 de la carretera de Abiego a Peraltilla, en un campo lindante con la cabañera. 

La escultura no son sólo los 20 monolitos que la componen, sino el conjunto del paisaje interferido por la construcción humana donde Naturaleza y Arte se dan la mano. Su misteriosa forma geométrica recuerda a los sitios sagrados del pasado más remoto, a los monolitos o menhires prehistóricos a cielo abierto y de ella emana un cierto sentido místico.

Pinturas murales de San Fructuoso, Bierge. Aunque hoy es sólo una ermita, en el pasado desempeñó las funciones de parroquia. Las pinturas que se conservan presentan una serie de rasgos estilísticos que la hacen inconfundible, como es el uso de colores vivos y brillantes que se utilizaban especialmente en la confección de vidrieras. Y dan un paso respecto a la pintura románico por el hecho de que las figuras compongan escenas. 

San Andrés de Nasarre, Rodellar. Para llegar a esta iglesia en el pueblo deshabitado de Nasarre hay que ir a pie en una ruta que parte desde Rodellar.
Tiene su origen en el siglo XI y posee una característica única que diferencia este templo del resto de construcciones del románico Larredense: son más cortos y un buen número de ellos están decorados en su borde libre con bandas incisas oblicuas, a modo de sogueado.

Santuario de Nuestra Sra. de Dulcis, Buera.  Se encuentra separado por unos 2 km. de pista accesible en vehículo desde el pueblo de Buera.

No hay nada en el austero exterior de la iglesia, que permita imaginar la riqueza de la decoración que se encuentra dentro. Éste es un rasgo característico del barroco aragonés. Para concertar una visita hay que llamar al teléfono 620 057 721.

Ermita de Treviño, Adahuesca. Originaria del siglo XIII es el único resto de un antiguo monasterio del que apenas existen referencias históricas y que se completaba con un claustro. 

Según la tradición, la Virgen obraba multitud de prodigios en quienes acudían a su iglesia. Hoy en día merece la pena acercarse hasta allí y disfrutar de la bonita luz que baña el entorno al atardecer.

San Miguel de Foces, Ibieca. Templo, monumento nacional, distinguido y célebre por las pinturas murales que guarda en su interior, pertenecientes al estilo gótico lineal, del siglo XIV. Merece la pena reservar una visita, puedes hacerlo aquí.

Otros muchos elementos también sobresalen por su valor etnográfico y su perfecta integración en el paisaje. Es el caso de esconjuraderos, casetas de pastor, arnales, molinos, puentes, azudes, pozos de hielo, casas tradicionales…, imágenes que guardarás en tu retina cuando visites la Sierra de Guara

Para otro día dejamos contaros en detalle sobre el Parque Cultural del Río Vero, declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y el patrimonio natural reconocido del Geoparque del Sobrarbe.

Recommended Posts

Leave a Comment

*

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search